VERDADERA RIQUEZA

VERDADERA RIQUEZA

Escucha nuestro Pan Diario aquí:

A la edad aproximada de los catorce años, tomé la decisión de buscar al Señor de corazón y rendir mi vida a Él.

Pude comprender que debía perdonar, sanar mi corazón, ser buen tío, ser buen hijo, pero cuando estaba sentado en la silla de la iglesia y se hablaba de las ofrendas, esto generaba un choque en mi corazón y un desprecio con ese tema, de hecho en esos momentos no trabajaba, entonces como excusa me decía que estaba bien no dar ofendas y este pensamiento generaba una falsa paz porque cuando terminaba el momento de la ofenda sentía la inquietud de que no estaba haciendo lo correcto,

Fue en ese momento donde vino un pasaje a mi vida que está en 1 Timoteo y dice así:

«Pues el amor al dinero es la raíz de todo clase de mal, y algunas personas, en su intenso deseo por el dinero, se han desviado de la fe verdadera y se han causado muchas heridas dolorosas»

1 Timoteo 6:10 NTV

Cuando Dios trae este pasaje a mi vida pude comprender que yo estaba maquillando mi condición de joven que no tenía trabajo, con el deseo que tenía por el dinero, pues sí tenía para ahorrar pero no para honrar a Dios con el dinero que llegaba a mi, comprendí que Dios no me iba a pedir cuentas de lo que no tenía, pero sí de lo que tenía y nunca lo puse en primer lugar.

A partir de ese momento, cuando recibía dinero, siempre pensaba sacar mi diezmo, honrar a Dios antes de ahorrar, pues tenia el deseo de demostrarle a Dios que lo amaba más a Él que al dinero.

Pude comprender que la verdadera riqueza  se encuentra en obedecer a Dios, dejarse instruir por Él y comprender que cuando le damos el primer lugar, Él mismo hará que no nos desviemos de la fe verdadera y que Él quería cuidarme de que no sufriera heridas dolorosas como lo decía el pasaje en 1 Timoteo.

-Por Kevin Espinoza-