CRISTO RESUCITÓ Y ES VERDAD

CRISTO RESUCITÓ Y ES VERDAD

Escucha este Pan Diario aquí:

«y quedó demostrado que era el Hijo de Dios cuando fue resucitado de los muertos mediante el poder del Espíritu Santo. Él es Jesucristo nuestro Señor.»

ROMANOS 1:4 NTV

¿Quiere saber usted si la fe en Jesús es verdadera? ¿Cómo estar seguros de que no estoy siguiendo una religión más?
Hace tiempo atrás le hice estas preguntas a Dios en oración y por su misericordia me respondió así:

  • No hay absolutamente nadie que pueda demostrar que resucitó y vive para siempre además de Jesús. Durante más de 40 años los apóstoles predicaron y defendieron con sus propias vidas la resurrección de Jesús. Estuvieron dispuestos a sufrir cualquier clase de tortura con tal de defender su fe, pues ellos fueron testigos de la resurrección de Cristo, por lo tanto, no podían hacer otra cosa que defender lo que vieron con sus propios ojos. Hoy, más 2000 años después, se sigue predicando la resurrección de Jesús y hay escritos de personas que no profesaron la fe en Jesús que narran este gran acontecimiento.
  • No hay una fe más perseguida y masacrada que la fe cristiana. A lo largo de la historia muchos hermanos han sufrido humillaciones, torturas y asesinatos por el solo hecho de decir que son cristianos. Hay países donde ser cristiano y predicar de Cristo está totalmente prohibido y es un crimen que se paga con la muerte.
    No otra religión o creencia que sufra una persecución de tales magnitudes, por lo tanto, es una señal segura de que lo que nos dijo Jesús es verdad:

«Jesús le contestó: —Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie puede ir al Padre si no es por medio de mí. «

Juan 14:6. NTV.

Si Cristo Jesús no hubiera resucitado nuestra fe sería como cualquier otra de las muchas que hay alrededor del mundo, pero esa bendita y maravillosa muestra del poder de Dios a través de la resurrección de Cristo nos da seguridad de que en Él está la fe verdadera.

Con su muerte Jesucristo nos da perdón de nuestros pecados, pero con su resurrección nos da una nueva vida, una vida de libertad, de gozo, de paz y de esperanza de que algún día estaremos con Él por la eternidad.

Cree en Jesús, entrégale tu corazón, búscalo y vive para Él, si lo haces de corazón no te arrepentirás de tu decisión.

-Por Carlos Barboza-